Argentina: Envenenaron a un purasangre y acusan a su entrenador

Fuente: Diario de La Pampa.

Primero se ve una persona que ingresa al box donde está el caballo, con el pelaje brillante que se aprecia a pesar del manto que lo cubre. Le aplica una inyección y unos instantes después el caballo empieza a tambalearse, hasta que cae. Y después se empieza a ver la agonía y la muerte final.

El caballo se llamaba “Festín Texano”. Un purasangre que ganó en Palermo el 17 de diciembre pasado. La brutal escena transcurre en el stud “Monte Verde”, de Cachirulo, propiedad de Miguel Iriarte. Fue el pasado 5 de mayo.

La persona que se ve en las imágenes es Ari Soares de Oliveira, el cuidador del caballo. Fue denunciado penalmente por los dueños por la figura de maltrato animal y por daño.

Miguel Iriarte le explicó a El Diario que “Festín texano es un caballo ganador de Palermo. Nos dijo (el cuidador) que había muerto por un infarto. Confiamos en que había sido así, aunque el caballo estaba bien, sano. Y unos días después empezamos a ver las imágenes del stud, llegamos al minuto donde había muerto y vimos eso”.

Las imágenes fueron difundidas en las redes por Belén Iriarte, la hija del propietario. Es estudiante de veterinaria. “Te nos fuiste Festín querido. De la peor manera. Pero esto no va a quedar así”.

El abogado Nicolás Casagrande, patrocinante de los Iriarte, explicó que “la denuncia fue realizada el 13 de mayo. Hubo una necropsia, pero el veterinario forense no reservó la sangre ni los jugos gástricos”.

Por ahora no se pudo determinar la sustancia que se le aplicó. La hipótesis es magnesio endovenoso (que paraliza el corazón) o un eutanásico equino. Pero evaluarán si hay algún tipo de análisis en los restos del caballo (la muerte fue hace quince días) para determinar la sustancia utilizada en la maniobra.

“De todos modos las imágenes son claras. Hay una causalidad en la aplicación de la inyección y lo que ocurre con el caballo que empieza a tambalearse y después cae”, detalló el abogado.

El abogado destacó un detalle relevante. “El video es medio raro. Se puede ver que el cuidador manipula deliberadamente el celular para llamar (después que le aplica la inyección). Estaba con el celular esperando el desenlace”, subrayó.

“Hay un primer contacto que no es con los dueños. Inicialmente no los contacta a ellos. No sabemos esa manipulación del teléfono con quien lo hace, pero no es con los Iriarte”, explica.

Después de la denuncia, se pidió el secuestro del celular de Ari Soares de Oliveira. Además de una medida de restricción de acercamiento al stud y a los Iriarte.

Aunque la carátula es maltrato animal, también el caso involucraría la figura de daño por envenenamiento.

Una vez que los Iriarte vieron las imágenes, estaba incrédulo de lo ocurrido. Aunque no había problemas con Soares, el cuidador estaba a porcentaje por el caballo que no estaba corriendo porque estaba en recuperación por una lesión en una rodilla.

“Festín Texano”, era un purasangre de 3 años para cuatro en junio. Fue adquirido en el Haras Masama de Miguel Riglos. Tenía en la actualidad un valor de 30 mil dólares.

0 0 votos
Calificación de artículo

Acerca del autor

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios