Cuidados del oído en tu caballo

Redacción: Francisco María

Las orejas y el oído en tu caballo pueden decirnos mucho sobre el animal, ya que, si las mueve constantemente o mueve su cabeza como queriendo desprenderse de algo molesto, probablemente esté afectado por alguna dolencia. El oído de los caballos es un órgano muy sensible. Por ejemplo, si tiene parásitos en sus orejas, esto hará que el animal se muestre nervioso y tenga comportamientos extraños, informó el portal https://okdiario.com/

Si tu caballo se frota las orejas contra una cerca o un árbol, seguramente tenga algún problema en sus orejas. Si está todo el tiempo moviéndolas de un lado a otro y sacude la cabeza enérgicamente, es un claro síntoma de picaduras de insectos.

En algunas ocasiones, si el oído en tu caballo tiene problemas, el animal mantendrá la cabeza inclinada en un ángulo anormal. Ese será un síntoma inconfundible de que tiene algún problema en los oídos y, en ese caso, debes consultar al veterinario.

Algunos insectos, como los mosquitos, se sienten atraídos por la piel delgada y sensible del interior de las orejas de los caballos. Este tipo de insecto tratará de alimentarse y poner sus huevos allí y dejará al animal frustrado y sumamente alterado. Si esto le sucede a tu caballo, lo más recomendable es que uses algún tipo de gel repelente para disuadir a los insectos.

Atención y cuidados del oído en tu caballo

Algunos criadores recortan las orejas de los caballos si estos participan de competiciones y exhibiciones y así se elimina el exceso de pelo que se encuentra dentro del pabellón de la oreja. Pero aunque esta técnica le da un aspecto más limpio al animal, también hace que el oído en tu caballo sea más vulnerable a las picaduras de los insectos.

Si de todas formas quieres recortar el pelo de sus orejas, es recomendable retirar solo el vello encrespado del borde, dejando el pelo de la oreja interna intacto. El pelo del interior de la oreja evitará que el polvo y los desechos entren en el canal auditivo.

El control del ruido es también importante, en especial si tu caballo tiene que participar de algún evento en donde tendrá que escuchar ruidos molestos. Estos harán que el animal se asuste o se enfade. Para ello, puedes ponerle en sus oídos tapones o bolas de algodón, para minimizar los efectos.

En ocasiones, el caballo puede desarrollar las llamadas placas de oído, lesiones abultadas que tienen la textura y la apariencia de pequeñas coliflores, que son propagadas por mosquitos y moscas. Si esta dolencia no es solucionada a tiempo, el animal puede volverse agresivo, por eso es imprescindible que el veterinario revise regularmente sus oídos.

Cuidar del oído en tu caballo es esencial para su salud, por eso mantente atento y comparte esta información con otros dueños de caballos.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de