Dos imputados por drogar un caballo de carreras que ganó y murió

Fuente: Diario Clarín. Por Carlos Guajardo, Argentina.

El dueño de un caballo y un jockey serán juzgados por haber dopado un caballo para correr una carrera en un hipódromo de Neuquéne, Argentina. El final fue trágico: “Milito”, el equino al que drogaron, ganó la competencia, pero apenas cruzó el disco cayó desplomado y murió.

El dramático episodio ocurrió en el hipódromo de Neuquén. Al animal lo llevaron desde San Carlos de Bariloche (Río Negro) y le dieron cocaína y efedrina, entre otras sustancias prohibidas. Ahora el dueño del equino y el jockey fueron imputados por “maltrato animal y dopaje”.

“Milito” murió instantes después de coronarse ganador de la tercera carrera disputada en el hipódromo de la ciudad de Neuquén, el 6 de octubre de 2019. La semana pasada se realizó la audiencia de formulación de cargos para que los dos imputados vayan a juicio, aunque falta identificar a un tercero.

Aquella tarde de octubre el caballo llegó primero, pero se desplomó a pocos metros de la meta. Médicos veterinarios acudieron en su ayuda, pero nada pudieron hacer: murió en el acto.

Poco después se le extrajeron muestras de sangre al animal, que fueron analizadas y se comprobó que había ingerido sustancias prohibidas para este tipo de competencias ya que pueden mejorar notablemente su rendimiento. Además de la cocaína y efedrina, los peritos encontraron atropina (produce aumento de la frecuencia cardíaca) y clembuterol (un broncodilatador). Ahora los dos imputados podrían recibir un año de prisión por el maltrato y hasta tres por el dopaje. En este caso se aplicaría la escala mayor.

La asistente letrada de la fiscalía de Delitos Ambientales y Leyes Especiales Julieta González le explicó a la prensa que la acusación fue efectuada “ya que contaban con pruebas suficientes que daban cuenta que se le habían suministrado sustancias prohibidas al equino con el objetivo de obtener ventaja deportiva y económica en una carrera realizadas en el Hipódromo de Neuquén”.

Además del resultado de los análisis también se encontraron agujas, jeringas y sustancias en el interior del vehículo que utilizaba el jockey. Por eso también será juzgado. La funcionaria judicial confirmó que “en la sangre del caballo se encontró efedrina, cafeína atropina y clembuterol sustancias que tienen efectos estimulantes y broncodilatadores para que tenga una reacción más “explosiva” y pueda mejorar el rendimiento en estas carreras”. El animal llegó a Neuquén el mismo día de la carrera donde obtuvo el primer lugar, pero cayó muerto poco después. Venía de Bariloche.

La veterinaria que lo asistió y el veterinario de la policía tomaron muestras de sangre que luego fueron enviadas a un laboratorio de control de dopaje.

En cuanto a la responsabilidad del hipódromo, la profesional informó que, de momento, no se lo considera involucrado en la investigación. “Ellos deberían hacer análisis de dopaje, como en todo deporte, aleatorios a algunos de los animales que participan, para verificar el juego limpio en la competencia”, dijo González.​

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios