Heridas que no sanan

La realidad que se vive en La Rinconada (Foto Diario Líder)

Parece gastado y trillado el caso del Hipódromo La Rinconada sobre el
deterioro en todas sus dimensiones, gracias a la invalidez gerencial de
sacar adelante una industria que todavía se niega a declinar.
Los sucesos que se produjeron el fin de semana en las tribunas y a
disparos limpios es el claro reflejo de lo que es hoy el Hipódromo La
Rinconada. El INH no ofreció una comunicación oficial sobre lo sucedido.
De paso, no informó de la intensificación de la seguridad para los
aficionados que se amontonan en la tribuna B, ya que las restantes son
utilizadas para damnificados y labores sociales del Gobierno.

Desde principio del año pasado La Rinconada ha sido flanco de muchas
dificultades entre inseguridad y clemencias de los damnificados.
Protestas, incendio, robos a oficinas de los propietarios de caballos y
criadores, atracos, tiroteos y heridos por armas blanca, resulta, más o
menos,  el resumen de lo que se ha presentado en las instalaciones.
Todos estos problemas rocían la normal actividad de las carreras de
caballos y, específicamente, de la industria hípica. Algunos
propietarios, jinetes, entrenadores y los mismos trabajadores del ente
han manifestado en privado el temor de acudir un día de carrera y en
familia.
Esa es responsabilidad de la Junta Liquidadora del INH de velar por la
seguridad de sus aficionados y todos los gremios. Eso es inexcusable. Ya
lo de La Rinconada es insólito. Tiroteos en las caballerizas y tiroteos
en las tribunas. Heridas que no sanan. Falta prisa y gerencia.

Antonio José Medina
Columna Al Galope
Diario Líder
Sábado 25-2-2012
Twitter: @ajmedinam y @dimensionhipica

0 0 votos
Article Rating

Acerca del autor

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios