Efectos secundarios de las vacunas en caballos

La mayoría de los efectos secundarios de las
vacunas son leves y transitorios, pero es importante que el veterinario
enseñe al propietario a distinguir entre los efectos secundarios menores
y las reacciones que requieren una actuación inmediata por su parte.

 Muchos propietarios entienden que las vacunas
pueden ayudar a proteger a sus caballos de enfermedades que amenazan su
vida. Pero las vacunas pueden tener efectos secundarios debido a la
estimulación del sistema inmunológico que necesitan para actuar. La
mayoría de estos efectos son leves y transitorios, pero es importante
ser capaz de distinguir entre los efectos secundarios menores y las
reacciones que requieren una llamada al veterinario, según informa un
artículo aparecido en www.thehorse.com.

“Mantenerse
al día con las vacunas anuales, según lo recomendado por el
veterinario, es la mejor manera de ayudar a prevenir las enfermedades
potencialmente mortales de los caballos y también ayudará a mantenerlos
sanos”, dice Megan Green, DVM, manager de Large Animal Veterinary
Services de Merial. “Igualmente importante es la comprensión de que las
vacunas están diseñadas para estimular una respuesta inmunitaria, y
puesto que cada caballo es único, su
respuesta específica puede ser diferente a la de los otros caballos.”
Por eso es importante que el veterinario explique con claridad al
propietario cuáles son loes efectos secundarios tanto leves como graves
que puede experimentar el caballo tras la vacunación y que sepa cómo actuar en consecuencia.

Respuestas normales
Después
de la vacunación intramuscular, es bastante común que los caballos
experimenten efectos secundarios temporales leves durante unas horas.
Los posibles efectos secundarios incluyen:

  • Dolor muscular local o hinchazón;
  • Fatiga;
  • Fiebre;
  • Pérdida de apetito;
  • Falta de energía o estado de alerta.

“Incluso
los seres humanos experimentan signos como estos después de la
vacunación”, dice Green. “Este tipo de signos clínicos ayuda a demostrar
que la respuesta inmunitaria ha sido estimulada, que es exactamente lo
que queremos que la vacuna haga.”
Sin embargo, si los efectos
secundarios duran más de 24 horas, hay que recomendar al propietario que
consulte con su veterinario tan pronto como sea posible para informarle
de lo que está pasando con el caballo. Esto permitirá al profesional ofrecerle asesoramiento sobre el tratamiento y el cuidado adecuados.

Causas de posible preocupación
Green
advierte que la vacuna puede producir efectos secundarios más graves y
que, en algunos casos puede poner en peligro la vida del animal. Entre
ellos:

  • Urticaria;
  • Dificultad para respirar;
  • Desmayos;
  • Cólicos;
  • Hinchazón en el sitio de la inyección varios días después de la vacunación.

“Estos
efectos secundarios más graves son raros, pero requieren consulta
inmediata, y, en algunos casos, la intervención médica,” dice Green.
Hay que concienciar al propietario de que trabajar con un veterinario es la mejor manera de asegurarse de que su caballo
se vacuna según sus necesidades particulares. Muchos veterinarios
siguen las pautas recomendadas por la American Association of Equine
Practitioners para las vacunas básicas. Los veterinarios también
determinarán la necesidad de otras vacunas, según lo indicado por la
evaluación de las amenazas geográficas y planes de viaje. También están
familiarizados con el manejo adecuado y la administración de las
vacunas, lo cual es importante ya que las vacunas manipuladas
inadecuadamente pueden llegar a ser ineficaces o dar lugar a un mayor
riesgo de aparición de efectos secundarios.

“Actualmente existen
muchas vacunas disponibles online o en tiendas de suministros agrícolas,
por lo que algunos propietarios están comprando y administrar sus
propias vacunas para tratar de ahorrar dinero”, dice Green. “Debido a
que los propietarios de caballos no están familiarizados con los
protocolos de manejo de las vacunas ni con cómo manejar las reacciones
adversas si estas ocurriesen, es mejor contar siempre con la ayuda de un
veterinario para asegurarse de que el caballo está recibiendo las vacunas necesarias y el mejor cuidado para su salud en general.”

Por María Villagrasa Ferrer
http://argos.portalveterinaria.com 

0 0 votos
Article Rating

Acerca del autor

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios