Puerto Rico ordenó regular “briseos”

Ejemplo a seguir en Venezuela (archivo)
La Junta Hípica de Puerto Rico emitió la semana pasada una
orden en la que obliga a entrenadores, dueños de caballos y mozos de cuadra a
identificar con el nombre correcto a todo aquel ejemplar que entre a la pista
principal del hipódromo Camarero a trabajar fuerte o como se conoce en el argot
hípico, a brisear.

 Así lo establece la
Junta en su orden número 2012-12 señalando que “para que los trámites de
inscripción y celebración de las carreras se lleven a cabo de la forma más
eficaz y transparente posible, es necesario que la información que reciben los
clockers (cronometristas) y, además, aquella relacionada con los resultados de
los traqueos o con el uso de la playa y otros, la misma tiene que ser verdadera
y fidedigna”. 
 A tal efecto, en lo
que respecta a los trabajos matinales, la Junta obliga a los cronometristas a
“asegurarse que el ejemplar es el que se dice ser y no proveerá, para la
utilización del público, la información que obtenga cuando no esté
completamente seguro de la identidad del ejemplar”. Si el cronometrista no está
seguro de la identificación de un caballo, éste deberá exigir que el mismo sea
identificado por la persona a cargo de los trabajos matinales por parte de la
Administración Hípica y esa persona identificará o hará identificar al
ejemplar. 
“El administrador hípico designará a esa persona y a los
sustitutos de éste orientandoles debidamente y notificará el nombre de estas
personas a los clockers”, indica la orden.“La persona o personas a cargo del
ejemplar, sea éste un entrenador o asistente, jinete, dueño o mozo de cuadra,
individual o colectivamente, tiene que proveer la información correcta, so pena
de sanciones dispuestas en la Ley Hípica”. 
De acuerdo con la Junta, será responsabilidad del encargado
del ejemplar contar con la información verdadera y fidedigna para que se pueda
identificar correctamente al ejemplar “y no podrá utilizar como excusa que otra
persona le proveyó la información falsa, debiéndose asegurar de la identidad
del caballo por los medios que entienda prudentes”. 
Para ayudar en el proceso de identificación de los
ejemplares, la Junta establece que la persona que designe el administrador
hípico podrá usar el lector de microficha en los casos de tener duda.Si la
identificación del ejemplar no concuerda con la información ofrecida a los
cronometristas, el encargado de identificarlo someterá un informe escrito al
administrador, quien evaluará el informe y formulará cargos a la persona que
ofreció información falsa.
Crédito: Periodista Joe Bruno
Diario Primera Hora
Puerto Rico
Miércoles 15-3-2012
0 0 votos
Article Rating

Acerca del autor

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios