¿Son fiables los microchips para la identificación del caballo?

(Foto Diario El Universal)
Un equipo de investigadores de la University
of Veterinary Medicine, en Vienna ha estudiado la fiabilidad de los
microchips en los caballos para ser localizados y leídos, y si los
animales sufren alguna herida al ser implantados.

 Los resultados del estudio realizado por el grupo
de Christine Aurich de la University of Veterinary Medicine, muestran
que los chips son altamente biocompatibles y fáciles de leer, por lo
menos con los escáneres de alta calidad.

Los métodos tradicionales
de marca de los animales de granja más grandes han sido los hierros
calientes o las marcas auriculares. Perros y gatos son a su vez
identificados por el implante de un microchip transpondedor. Con muy
pocas excepciones, ahora es obligatorio en la Unión Europea marcar a los
caballos a través de transpondedores. Sin embargo, algunos registros de
los caballos de deporte se oponen al uso de microchips, porque creen
que la tasa de fracaso de identificación es inaceptablemente alta. Hasta
la fecha, no se han realizado exámenes sistemáticos para ver si los
chips son fáciles de descifrar. Manuela Wulf del grupo de Christine
Aurich ha examinado la legibilidad de los microchips en más de 400
caballos. Probó cada uno de los chips con tres escáneres diferentes. Los
escáneres diferían en el diámetro y en la fuerza de campo. Los
científicos probaron ambos lados de los cuellos de los animales.

Se recomienda solo los escáneres de alta calidad
Los
resultados fueron intrigantes. El “mejor” escáner (equipado con una
función de procesamiento de señal digital que filtra las señales de
interferencia) detectó y leyó todos los chips correctamente cuando se
colocaba en el lado del cuello donde fue implantado el chip y localizó
el 90 % de los chips incluso cuando estaban en el otro lado del cuello.
Sin embargo, los otros dos escáneres funcionaron considerablemente peor:
leyeron bien en el 90 % de los casos cuando se ponían en el mismo lado
del cuello que el chip, pero en el lado opuesto, la tasa de éxito varió
entre 20-25 %. Como Wulf dice, “Es importante que los lectores
encuentren y lean los chips correctamente en todos los casos. Sólo
podemos recomendar el escáner de la gama más alta, que idealmente debe
ser colocado en el lado del cuello del caballo
donde el chip se implanta”. Sin embargo, Aurich añade: “Incluso el
lector de más baja calidad que probamos funcionó mucho mejor que los
métodos tradicionales de identificación del caballo”.

El microchipado causa menos lesiones que los hierros de marcar
La
principal objeción al uso de las marcas con hierro caliente se
relaciona con el dolor y el daño a largo plazo que causa a los animales.
Wulf y su equipo investigaron si el uso de microchips era mejor.
Miraron de cerca el lugar de la implantación de chips en 16 caballos de
nueve razas diferentes y de distintas edades que se habían presentado en
la facultad para realizar un examen post mórtem. En la gran mayoría de
los casos, los chips parecen no haber causado absolutamente ningún
efecto negativo: los dos animales que estaban moderadamente afectados
probablemente habían sido microchipados recientemente y la herina no
había tenido tiempo para curarse. Como Aurich resume en sus resultados:
“No sólo el microchipado es un método mucho más fiable para el marcado
de los caballos que los métodos tradicionales, sino que también causa
menos daño a los animales”.

El artículo entero se puede encontrar en www.sciencedaily.com.

Por María Villagrasa Ferrer
http://argos.portalveterinaria.com 

0 0 votos
Calificación de artículo

Acerca del autor

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios