MIS REFLEXIONES

He decidido fijar posición sobre el caso de la yegua Bambera ante los innumerables comentarios en el ámbito nacional e internacional.
Algunas opiniones con verbos ramplones que siguen lacerando el espectáculo deportivo de las carreras de caballos en nuestro país.

Bambera ha sido una gran representación de la cría nacional y ha sido nuestra gran tarjeta de presentación en el Caribe. Por ello, merece respeto.
Igualmente, merece respeto su copropietrario José Gregorio Castro. Que no estamos de acuerdo en la aventura de correr en el Norte, perfecto, no es necesario estribarse en insolencias que aquí en nuestro blog no tienen cabida. Por ello, es mejor que algunos chapuceros crucen la acera.
Muchos caballos argentinos, por ejemplo, lo llevan a Estados Unidos en busca del anhelo de triunfar. No he visto el vendaval de comentarios adversos. Fije su posición, pero de manera profesional y prudente.
Bambera fue a correr al mejor mitin actualmente en Estados Unidos: Gulfstream Park. Indudablemente que es un duro desafío. Era un clásico grado tres y con 150 mil dólares.
Creo que inscribirla contra Zenyatta y Rachel Alexandra, si era un paso difícil en el Apple Blosson. Era como para exhibirla: la reina del Caribe.
La desafortunada partida y la herida en ese instante, eliminó las aspiraciones de la yegua venezolana. No son pretextos, son realidades y ningún purasangre se desplaza en carrera con estas lesiones.
Vayamos a correr 800 metros planos con una cortadura en un pie. No podemos. Así son los ejemplares purasangre. Mi posición: Bambera merece otra oportunidad en Estados Unidos. Claro, ahora la yegua está inflamada en la mano derecha y ello obliga a darle un descanso. Si le dan una semana de reposo, perderá su condición física. Lamentablemente, comenzará de nuevo el entrenamiento y eso implica varias semanas.
Si en su segunda salida fracasa, resulta el momento idóneo que retorne a La Rinconada en busca de la Gala Hípica de Caracas, Clásico Simón Bolívar y la Copa Confraternidad. Todos tenemos derecho a soñar y todos cometemos errores.
Nadie se imaginaba el incidente en la partida. Lo primero, ligar la pronta recuperación de Bambera. Después, dejarle el campo de la meditación a su entrenador y propietarios para el verdadero destino de la triplecoronada.

Nota: Aquí en nuestro blog encuesta sobre Bambera

Lic. Antonio José Medina
Twitter: @ajmedinam / @dimensionhipica

0 0 votos
Calificación de artículo

Acerca del autor

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios