Opinión: el hipismo que nunca morirá

El pasado fin de semana con la disputa de las siete selectivas en el Hipódromo La Rinconada, incluyendo las cinco carreras de la Gala Hípica de Caracas, permite reflexionar del valor que tiene nuestro hipismo venezolano y que sigue transitando por las venas de los aficionados.

Desde hace mucho tiempo no se escuchaban las ovaciones del público por su caballo favorito, en este caso, Gran Omero; vencedor del Clásico Propietarios La Rinconada.

Sentir esa aclamación, mirar los abrazos y las lágrimas, por ejemplo, de la abuela del jinete Misael Rodríguez Ventura; estimula a meditar que tenemos hipismo para rato.

Un claro testimonio que las carreras de caballos es una pasión de los venezolanos. Ver a los padres con sus hijos disfrutar de una tarde de carreras y mover a todo tren ese brazo derecho para ligar a sus ejemplares y con la revista arrugada, no tiene precio. Una fiesta.

Aquí no queda otra opción que seguir remando por nuestro hipismo. Desde cada una de nuestras funciones, en todos los niveles, dar lo mejor de cada uno para oxigenar nuestra actividad y sacarla adelante.

Ya sabemos que los aficionados, en medio de las turbulencias, no abandonarán a su pasión: las carreras de caballos. Todos hermanados y especialmente, respetarnos entre todos. Le tomo la palabra a José Carlos Gómez, propietario del stud Alvajos. “La pasión hípica nos unirá a todos”.

Crean que este hipismo nunca morirá. Con todo y los casos de Santa Rita y Valencia, hay que seguir apostando por lo nuestro. No podemos flaquear. No podemos ceder más terrenos. Méritos infinitos a los criadores, propietarios, entrenadores, jinetes, caballerizos, veterinarios, personal de cuadra, herreros, autoridades y trabajadores del INH, comunicadores, a todos los que de alguna u otra forma están estrechamente ligados a la actividad.

La demostración que dieron los caballos Gran Omero y Tap Daddy, hay que enaltecerlo. Las emociones de sus propietarios y de sus conexiones, hay que aplaudirlo. Un espectáculo que merece nuestro apoyo. No hay otro y lo disfrutamos todo el año.

Sé que podemos sacar adelante nuestra bella actividad. Pero, insisto, con mucho respeto y armonía. Hay temas y casos por mejorar, pero vamos a ponerle empeño en cada una de nuestras ocupaciones, insisto, para seguir en este camino: el hipismo…tu pasión…mi pasión.

Antonio José Medina

0 0 votar
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios