Venezuela: alegrías, desalientos y esperanzas caribeñas

Por Antonio José Medina.

El 8 de diciembre será la Serie Hípica del Caribe en la arena del Hipódromo Gulfstream Park, en Florida, Estados Unidos. En el grupo de carreras, está la más importante: el Clásico del Caribe en 1.800 metros.

Venezuela estará representado por los caballos Gran Omero, Doctor Sotelo y The Brother Slew. El historial del clásico resulta interesante, ya que Panamá lidera con 15 victorias. Pero, México y Venezuela están igualados con 13 laureles. En la cuarta posición se ubica Puerto Rico con 8 primeros. Más atrás República Dominicana y Colombia con una foto, cada uno.

Nuestro país, pese a algunos tropiezos, se hace sentir en este evento. También, el caballo Water Jet, el cual posee el récord del clásico al registrar 108″4 para los 1.800 metros.

Tras un paneo por el salón imaginario de los triunfos de Venezuela y con su bandera, podemos mirar los trofeos de Victoreado en 1966, luego Huracán Si (1977), Benemérito (1986), Rayo Láser (1987), Don Fabián (1990), Alighieri (1997), My Own Business (2000) y Gran Abuelo en 2002.

La memorable conducción de Emisael Jaramillo sobre El De Chiné. Foto Hipódromo Camarero

Luego de ese triunfo de Gran Abuelo, pasaron siete años para que Venezuela se tomara la foto en el Clásico del Caribe. Pero, de qué manera. Fueron cuatro victorias seguidas que estimularon a los criadores, propietarios, autoridades y todos los que hacen vida en el hipismo venezolano. A seguir bregando por una mejor actividad.

Surgió Bambera en la edición de 2009, seguidamente Water Jet (2010), Heisenberg (2011) y El de Chiné en la temporada de 2012. Importante: en diferentes escenarios como los hipódromos Camarero (Puerto Rico), La Rinconada y Presidente Remón, en Panamá.

Y en 2014, en uno de los mejores eventos de la Serie Hípica del Caribe en La Rinconada. Ninfa del Cielo sacó su clase para ocupar otro puesto en la vitrina. Son 13 victorias, son 13 esfuerzos por criar al mejor purasangre de la Cuenca del Caribe.

Restan pocos días para el Clásico del Caribe. Ejemplares de diversos países darán lo mejor para continuar impulsando una industria que abriga a miles de familias en Latinoamérica. La afición hípica venezolana a ligar con todo al lado de la respiración, corazón, pulmón y sudor de Gran Omero, Doctor Sotelo y The Brother Slew.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de