Video: Mexicana Giovannina ganó en plena sentencia la Copa Lucky Cash

Prensa SHC. Foto: Juan Luis Martínez.

CANÓVANAS – La cuatroañera mexicana, Giovannina vino desde lejos para dominar la primera edición de la Copa Lucky Cash, con premio de $100,000, celebrada este domingo en el hipódromo Camarero.

Giovannina fue conducida por José Luis Ortiz y logró su 15ta victoria en 18 salidas tras completar los 1,800 metros en 1:54.12, dándole así la tercera victoria a los mexicanos en lo que va de Serie Hípica del Caribe 2021.

La imponente cuatroañera es una hija de Ruller Chief en Dushevina criada por Granja San Isidro. Giovannina pertenece a la cuadra Irish y fue entrenada por José “Pepe” Silva.

Un total de 11 participantes tomaron la salida en el evento con Esplendorosa (Puerto Rico) Third Page (Rep. Dom) y More Hope (Panamá) luchando la delantera en la primera parte.

More Hope y Esplendora dominaron hasta el poste de los 600 metros con fraccionales de :24.63, :49.24. En ese punto, Consultora de Puerto Rico, hizo una fuerte movida que la llevó a dominar por un cuerpo pasados los últimos 400 metros.

Entrando en la recta final, Consultora montada por Juan Carlos Díaz parecía destinada al triunfo, pero un avance tardío de Giovannina la depositó ganadora justo en línea de meta con ventaja de ½ cuerpo y fraccionales de 1:13.68 para los 1,200 metros y 1:39.68 para la milla. 

Cañonera Girl de Venezuela finalizó tercera, Third Page cuarta y El Pico de Lesli, de Puerto Rico, arribó en la quinta posición.

Giovannina cerró de primer candidato en la banca a razón de ⅗ y devolvió $3.50 (win) y $2.50 (place) al apostador.

“Vi que la otra yegua desmejoró su paso y mi yegua se mantuvo en buen paso y ya yo sabía que lo iba a ganar y me puso bien contento”, dijo Ortíz quien comparó esta victoria, su primera en la SHC, con otros grandes logros en su carrera.  “Breeder ‘s Cup, Belmont Stakes, la sensación es increíble”, añadió el menor de los hermanos.

Entretanto, el entrenador Silva expresó su satisfacción con el trabajo realizado para acondicionar a la yegua lo largo de un mes en Puerto Rico.

“Muy contento, muy feliz, todo el trabajo reflejado que se vio, ahí está la recompensa. Trabajo, nada más. Pensaba que no agarraba a la otra, pero en los últimos 200 metros la prendimos”, cerró Silva.

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios